La otra cara de la criptomoneda

Como ya es sabido, la información concerniente a quienes realizan transacciones en bitcoins es criptografiada para proteger sus identidades y evitar fraudes. A la vez, este aspecto representa un ambiente propicio para las operaciones ilegales con dinero proveniente de fuentes ilícitas.

De por sí, la existencia del denominado internet oscuro, también conocido con los nombres de darknet e internet profunda, ya era un excelente medio para el mercado de productos y servicios ilegales. Debido a la inexistencia de direcciones IP en esta red para hacer seguimiento a quienes navegan a través de la misma, ahora se une el anonimato que brinda las transacciones en bitcoin. Pues la combinación de ambas herramientas, moneda virtual e internet profunda, representan ventajas adicionales para quienes se dedican a los negocios oscuros y criminales en general.

Sin embargo, parece que el uso del bitcoin en el mundo criminal no está tan generalizado, esto porque a que los delincuentes ven con cierto escepticismo las operaciones en criptomoneda, debido a su naturaleza continuamente fluctuante, con alzas vertiginosas, pero también caídas estrepitosas con respecto al dólar, lo que puede incidir negativamente en los dividendos obtenidos a través de sus sucios negocios. Por tanto, son conscientes de que sus “bienes” pueden verse devaluados repentinamente.

Pero la complicidad que brinda el anonimato del bitcoin es un valor añadido para que las autoridades no puedan rastrear sus transacciones. Los métodos para legitimar capitales que se habían venido usando tradicionalmente han sido ampliamente estudiados por los cuerpos de investigación, por lo que ya no es imposible seguir la pista a las operaciones de lavado de dinero como las transferencias de dinero ilícito a través de múltiples cuentas.  

El anonimato del bitcoin está respaldado por una extensa e intrincada red de datos alfanuméricos, aunado a la rapidez con que se mueven las transacciones en el mundo del bitcoin sin intermediación de instituciones financieras ni sistemas bancarios, hace imposible seguir la pista a dineros provenientes de venta de armas ilegales, drogas, secuestros, tráfico humano, prostitución o flujos de dineros destinados a promover el terrorismo.

La vulnerabilidad del sistema bitcoin

A pesar de que resulta atractiva la idea de utilizar una moneda de total independencia como el bitcoin, existen algunos elementos que son riesgosos con el uso de la criptomoneda para efectuar transacciones en la red.

Las direcciones o cuentas de los usuarios de bitcoin están representadas por una serie alfanumérica que puede alcanzar hasta los 64 caracteres, esto para evitar exponer información como nombres, números telefónicos o correos electrónicos. Esto hace a las transacciones susceptibles de errores que parecieran “tontos”, pero que realmente pudiera suceder, como por ejemplo una equivocación en el tecleo de esos 64 caracteres y el dinero va a parar a una cuenta equivocada, que de paso no se sabría a quién pertenece para pedir la devolución de la transferencia.

De igual manera, existe el riesgo de ciberataque contra tu computador a través de un malware que incapacite tu equipo, por lo que quedarías sin posibilidad de operar tu cuenta de bitcoin.

El uso del bitcoin para fines fraudulentos y para blanqueo de dinero proveniente de formas ilícitas ha llevado a algunos gobiernos a prohibir su uso. China y Tailandia fueron las primeras naciones en rechazarlo, dejando al ciudadano común realizar operaciones asumiendo su propio riesgo.

En vista de estas desventajas, tal vez el uso regular del bitcoin por parte de particulares lleve a la determinación de eliminar ese anonimato del que goza y sustituirlo por datos reales que sirvan para identificar a los titulares de las cuentas, sin que esto afecte las bondades que indudablemente aporta su uso.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>